lunes, 11 de febrero de 2013

Chistes

Chistes



Los dos suecos contemplan la posibilidad del suicidio mientras la sueca da la tabarra con que el cuerpo es suyo y la verdadera naturaleza del feminismo. Pero al menos no nieva y los impuestos son reducidos. 
Los irlandeses comenzaron dividiendo su isla en Región Norte y Región Sur e instalaron una destilería. Ellos no recuerdan si hay sexo a la vista, porque desde que produjeron los primeros litros de whisky de coco hay una especie de neblina flotando que lo tapa todo, pero por lo menos saben que los ingleses no están teniendo ningún tipo de actividad sexual. 

El hecho diferencial de los catalanes consistió en alquilar a la catalana a los suecos, y usar ese dinero para financiar a los irlandeses la construcción de una planta de destilación en su parcela de la isla, donde ellos trabajaran solo a cambio de que las botellas de whisky de coco estuvieran etiquetadas también en catalán. Por supuesto, en el plano sexual, a dos velas. 

 Después de un tiempo, se encontró a la argentina muy aburrida en un rincón de la isla, limpiándose las uñas con una ramita. Resulta que los argentinos no le dan pelota, y pasan todo el día hablando de fútbol y de lo estupendo que son haciendo el amor. 
 Los andaluces han conseguido que los irlandeses pasen de los catalanes y destilen una variedad de “fino coco”. De inmediato se han montado un calendario de fiestas de la isla: que si feria de Abril, que si Semana Santa, que si Día de Andalucía en el Exilio...a las que se apuntan todos los demás. Por supuesto, todo sin ellos dar ni palo. La andaluza esta como un queso y ya le han prometido los madrileños que si se va con ellos a su isla (desde donde dicen, se gobiernan las demás, cosa con la que no coinciden los catalanes) tendrá todas las comodidades de la capital. 




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada